Parque Nacional de los Picos de Europa

Se encuentra enclavado en plena Cordillera Cantábrica, entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. Su superficie es de 646 km2, de los que 245 km2 pertenecen a Asturias. Su singularidad, belleza e interés paisajístico, natural y geológico hizo que acogiese el primer Parque Nacional de España en 1918. Este primer espacio protegido, el "Parque Nacional de la Montaña de Covadonga", sería el germen del actual Parque, que alcanzaría su denominación y extensión definitiva en 1995.

Han sido necesarios 300 millones de años para disfrutar de estos encrespados paisajes modelados por el hielo y el singular efecto de las aguas sobre la piedra caliza. Esta maravilla natural está dividida en tres grandes macizos, separados por profundos valles y gargantas, resultado de milenios de persistentes procesos de erosión. Los ríos Dobra y Deva cierran el Parque por el Este y el Oeste mientras que el río Cares, y su afluente el Duje, delimitan sus tres macizos.

El macizo Central, o de los Urrieles, alberga la cumbre más elevada de la Cordillera Cantábrica, Torrecerredo con 2.648 m.s.n.m. y la emblemática cumbre del Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu de 2.519 m.s.n.m. El ser humano, a pesar de lo intrincado de la orografía, comparte protagonismo, en perfecta simbiosis, con el medio natural; siendo el pueblo de Bulnes un magnífico ejemplo de esta convivencia.

El macizo Oriental, o de Andara, de perfiles más suaves y menor extensión, tiene su cima más alta en la Morra de Lechugales con 2.400 m. de altitud.

El Occidental, o del Cornión, es más accesible por carretera y alberga en su seno el Real Sitio de Covadonga y los lagos Enol y Ercina, lugares míticos donde se gestó la legendaria historia del Principado de Asturias y donde la leyenda contemporánea reescribe para los amante del ciclismo.

 

 

Reserva de la Biosfera. Ubicación: Amieva, Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja

Comparte este artículo:

Artículos relacionados: