• Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+
  • 666 81 17 38

Detalles de la actividad

Sierra del Rincón

ACTIVIDAD CANCELADA -- Covid-19

Entre las mencionadas poblaciones podremos disfrutar de uno de los rincones singulares de la Comunidad de Madrid, a través de caminos de labor, senderos indicados de gran recorrido y en una de las zonas más alejadas de la capital madrileña, lindando con la provincia vecina, Guadalajara.
 

La Hiruela; Dispone de un hermoso conjunto de arquitectura popular serrana. Remota y aislada, en el límite noreste de Madrid con Guadalajara, La Hiruela ha conservado sus valores tradicionales y hoy es un lugar de atracción turística con un desarrollo urbanístico respetuoso con el medio. Sus calles, solitarias entre semana, adquieren vida en días festivos y meses de vacaciones. Nació como parte de la Tierra de Buitrago en los siglos XII o XIII; desde 1490, y debido a sus dificultades de comunicación con el resto de las poblaciones, gozó de cierta autonomía y tuvo fuero de villazgo. Está rodeada por varios picos montañosos, de bosques de roble, prados y monte bajo. Desde la misma se abre un magnífico mirador con vistas a la amplia dehesa y la agreste Reserva de Caza del Sonsaz. Un reguero, que baja en risueña cascada desde la ladera, recorre las calles de La Hiruela, en las que se amalgaman viviendas, huertas y corrales para el ganado. Las dos calles principales, Pilón y Enmedio, confluyen en la plaza Huerta de los Pastores, con balconada de granito y adornos de aire herreriano, construida en la posguerra por la Dirección General de Regiones Devastadas. Sus construcciones típicamente serranas, que, para protegerse del frío invernal, presentan huecos mínimos al exterior. Hechas de piedras superpuestas a seco y lajas de pizarra, los dinteles de puertas y ventanas y los balcones son de madera de roble de los bosques del entorno y los tejados, de teja árabe.

Montejo de la Sierra; En el noreste de la Comunidad de Madrid tiene Montejo un accidentado territorio, que alcanza los 2.000 metros en el llamado Coto de Montejo. Se encuentra en la sierra del Rincón, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, y es muy conocido por su interesante hayedo. Para más atractivos, cuenta Montejo con hermosos paisajes de montaña, manchas de robles que cubren las laderas umbrías, pinares de repoblación en las zonas altas y pastos que han dado alimento a una importante cabaña ganadera. Osos, jabalíes y zorros así como aves de presa son las principales especies que se mueven por la sierra, un territorio de caza mayor que aparece citado en el siglo XIV, en el Libro de la montería de Alfonso XI de Castilla. El río Jarama discurre por el límite oriental del término, mientras el arroyo de la Mata lo atraviesa de noreste a suroeste y vierte sus aguas en el Lozoya. Las primeras noticias de la existencia de población en Montejo del Rincón -como se llamó anteriormente-son de fines del siglo XII. Se trataba de asentamientos de pastores llegados a repoblar estas tierras desde Sepúlveda (Segovia), tras la conquista de las mismas a los musulmanes por Alfonso VI. Las primeras viviendas estables del núcleo urbano se construyeron en el siglo XV, en el entorno de la iglesia, único edificio de la época que ha llegado hasta estos tiempos. Administrativamente, los habitantes de Montejo dependían, al igual que los demás de la zona, del señorío de Buitrago, que pasaría a formar parte del ducado del Infantado.
Arquitectura rural;  En el recorrido por Montejo encontramos plazuelas, calles y callejones en los que la arquitectura típicamente rural se mezcla con otra que responde a necesidades más recientes; emparrados y rosales alegran diversos rincones de la población. En el callejón del Turco puede verse una construcción singular: se trata de un horno a media altura que sobresale de la pared de una casa. Está hecho de adobe y mampostería, forrado de barro y sustentado sobre troncos de madera. Es una suerte de reliquia, uno de los pocos hornos de este tipo que se han conservado en la sierra del Rincón.

El hayedo de Montejo; Para los habitantes de la Comunidad de Madrid y en especial para los que viven en la capital, es un espacio casi mítico. Lo cierto es que se trata de una masa boscosa espléndida y un tanto exótica, ya que pasa por ser el hayedo más meridional de Europa, un bosque mixto de hayas y robles, impropio de estas latitudes. Antiguamente conocido como El Chaparral, sus cerca de cien hectáreas de superficie componen un escenario mágico, en el que a las tonalidades de los árboles, sobre todo en primavera y otoño, se suma el rumor de las aguas procedentes de la montaña. Diversos senderos surcan este espacio umbrío y bello, y en su recorrido se puede, además de disfrutar del frescor y el colorido, aprender a identificar las diversas especies vegetales que brotan en él.
La magia de las hayas; Sus hojas adoptan colores intensos -verde brillante, rojo fuego, amarillo ... -; sus copas tienen una forma especialmente generosa; sus troncos lisos transmiten la solidez de la buena madera. Juntas, las hayas forman los bosques más hermosos. Cuando el sol se filtra a través de sus ramas, pueden aparecer entre los troncos todos los personajes de los cuentos fantásticos.

Recomendamos estar federado en montañaObtén tú licencia de montaña.

Licencia Federativa Montaña FEDME 2020 - Licencia de la Federación Madrileña de Montañismo.

En el año 2020, obtén o renueva tú licencia federativa FEDME (Obtener la licencia federativa montaña), a través de nuestro club Ponte En Marcha.

 

RECOMENDACIONES Y CONSEJOS

Equipo recomendado

A tener en cuenta en la Montaña

Necesitamos una buena Hidratación

Preguntas y respuestas Frecuentes

Actividad de senderismo en la sierran Norte de Madrid, Nivel: Medio -
Ruta de Senderismo lineal: Distancia 14 kilómetros; Desnivel: +450 metros, -610 metros.