• Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+
  • 666 81 17 38

Detalles de la actividad

Río Aguilón y Cascada del Purgatorio, desde Puerto Morcuera

Río Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;parque natural sierra de hornachuelos sierra espunaRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;parque natural bardenas reales viajes sin limite ruRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;rutas de montaña nieve en la sierra de madrid bastRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;bastones de montaña la casa de campo mapa sierra dRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;mapa sierra de madrid guias de viajes senderistas sRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;senderistas singles madrid senderismo senderismo laRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;senderismo la palma rutas rascafria viajes en semanRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;viajes en semana santa excursiones por madrid chorrRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;chorro de navafria dehesas de cercedilla ruta de seRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;ruta de senderismo rascafria rutas club de montañaRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;club de montaña senderismo y trekking puente de agRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;puente de agosto bastones de trekking la hiruela ruRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;la hiruela rutas puente de todos los santos puerto Río Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;puerto cotos la panera madrid madrid cercedilla embRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;madrid cercedilla embalse de riosequillo pueblo de Río Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;pueblo de madrid parque natural do xures singles viRío Aguilón,Cascada Purgatorio,Puerto Morcuera;singles viajes rutas senderismo españa ribeira sac

Se trata de un hermoso conjunto de saltos de agua, uno de ellos de quince metros de altura. Se encuentra escondido un uno de los parajes más salvajes y agrestes del valle del río Lozoya. El lugar alberga una excepcional biodiversidad, por su protegido aislamiento y su microclima, pero también es de una extrema fragilidad.
La cascada se forma en el cauce alto del río Aguilón para salvar el escalón geológico que forman las Peñas de "El Purgatorio". Hay que tener en cuenta, que debido a la naturaleza arcaica de los valles de la sierra de Guadarrama, constituidos en su mayoría por viejas acumulaciones de granito y sometidos a la fuerte acción erosiva del hielo, el agua y el viento, no es habitual encontrar relieves que favorezcan este tipo de grandes formaciones de saltos de agua.
Realizaremos una parada para refrescarnos en el área recreativa de Las Presillas.

Rascafría

El amplio término de Rascafría limita por el este con el cordal que va de La Morcuera a El Portachuelo; por el sur con la cordillera de Cuerda Larga, y por el oeste con la línea de cumbres de Peñalara. El norte se abre hacia el plácido y verde valle del Lozoya, arropado por magníficas montañas. Su historia está estrechamente ligada a la del monasterio de El Paular - a dos kilómetros de Rascafría- , una cartuja fundada en el siglo XIV por una promesa del rey Enrique II de Castilla. Su hijo Juan I y el hijo de éste Enrique III continuaron la obra y le sumaron tierras y privilegios. A finales del siglo XV y en el XVI, bajo los reinados de Enrique IV, los Reyes Católicos y Carlos V, vivió el monasterio su época de mayor esplendor.

Por su parte, Rascafría, dependiente en lo económico de El Paular, lo era administrativamente de Segovia hasta que pasó a formar parte de Madrid en 1833.

Merece especial atención el puente del Perdón, que data de 1302, aunque el actual se hizo a mediados del siglo XVIII. Es una preciosa construcción en sillería de granito con tres arcos y dos descansaderos con bancos semicirculares. En él se reunían los representantes locales para administrar justicia sin necesidad de acudir a una autoridad superior. Al otro lado de la carretera, la casa de la Madera es un soberbio edificio, del siglo XVIII, que durante tiempo albergó una serrería dependiente de El Paular. Tiene dos grandes portones con dinteles y un trabajado alero. En el entorno del monasterio hay varios edificios de interés, como el que ocupa el Centro de Gestión del Parque de Peñalara o, cerca ya del casco urbano de Rascafría, la casa que albergó las oficinas de la Sociedad Belga de los Pinares de El Paular, fundada en 1855, junto a la que funciona un hermoso aserradero de la época.

Ya en el casco de Rascafría, el cementerio es del siglo XIX, contemporáneo de la fuente situada junto al arroyo del Artiñuelo. La iglesia de San Andrés, reconstruida en 1952, tiene una portada barroca con frontón partido sobre columnas toscanas. Se atribuye la autoría de este templo a Juan Gil de Hontañón, que vivía en Rascafría en 1500. En la plaza de los Trastámara se encuentran La Casona, fechada en el siglo XVI, y un buen conjunto de construcciones tradicionales. En la plaza de la Villa son curiosos el edificio neomudéjar del ayuntamiento, que fue escuela, y la antigua Casa de Postas. También el núcleo de Oteruelo, perteneciente al municipio de Rascafría, posee buenas construcciones. En la Casa del Parque Las Eras de Oteruelo puede visitarse la colección de pinturas de Luis Feíto, donada a la localidad por el artista.

 

Arboreto Giner de los Ríos

Frente al monasterio de El Paular arranca, junto al puente del Perdón, una agradable senda por lo que en su día fue la finca de los Batanes. Dedicado al fundador de la Institución Libre de Enseñanza y descubridor de la sierra de Guadarrama, un jardín botánico a orillas del río Lozoya reúne especies de lo más variadas: desde robles y abedules, álamos, sauces, avellanos y fresnos,hasta una representación del bosque propio del norte de Europa.

Unos carteles ilustran sobre los árboles, arbustos y plantas singulares.

 

Monasterio de El Paular

La construcción de este cenobio cartujo y sus dependencias, iniciada en 1390, se prolongó varios siglos. El conjunto, tras un telón de olmos centenarios, consta del monasterio, la iglesia y el palacio mandado construir por Enrique III de Castilla, hoy transformado en hotel. Un gran patio con monumental portada de medio punto le precede.

Tras diversas exclaustraciones de los monjes, la Desamortización de 1835 ordenó la venta del monasterio y se dispersaron muchas de sus obras artísticas. Fue el comienzo de su ruina. En 1954 volvieron a él los frailes, en esta ocasión benedictinos, y se inició su restauración. En la construcción inicial del monasterio participaron diversos maestros y arquitectos, entre otros Rodrigo Alfonso, que trabajó también en la catedral de Toledo, y el morisco Abderramán, a quien se debe el refectorio gótico mudéjar y su extraordinario púlpito. Juan Guas intervino en el trazado del atrio de la iglesia y del magnífico claustro de los monjes, en cuyo centro se levanta un templete octogonal con cantarina fuente. Juan y Rodrigo Gil de Hontañón dejaron en el monasterio su impronta renacentista.

La iglesia concentra los mejores tesoros artísticos. De traza isabelina, es de una sola nave y se aprecian en ella estilos muy diversos. Así, la reja que separaba a los seglares de los monjes es una extraordinaria realización isabelina, obra del cartujo fray Francisco de Salamanca. En las paredes hubo retablos y altares; hoy sólo quedan las sillerías platerescas talladas en madera de nogal de El Paular. La joya de la iglesia es su retablo gótico, de alabastro, realizado a finales del siglo XV bajo la dirección de Juan Guas. Recrea 17 escenas bíblicas con una delicadeza de traza y un nivel de detalle sorprendentes. En él aparecen representados los personajes de su tiempo, los vestidos, las arquitecturas, los oficios. Tras el retablo, un pasadizo lleva a una estancia absolutamente diferente. Se trata del transparente, obra barroca en la que la luz cenital, los mármoles y dorados, las formas curvas y los innumerables elementos decorativos logran un efecto teatral de gran impacto.

Un emporio monástico;  Largas tapias cercan el monasterio; arcos y muros de ladrillo muestran sus orgullosas ruinas; pueden verse huertas y talleres abandonados. Son otros tantos indicios de la que fue una de las más poderosas empresas industriales y comerciales de Castilla durante varios siglos. Todo el territorio del valle del Lozoya dependía de El Paular, y sus frailes, que explotaban entre otros bienes la madera de los montes y la pesca del Lozoya, poseían rebaños, cuantiosos terrenos agrícolas, un molino harinero y una fábrica de papel.

Senderismo Madrid Nivel: básico +
Distancia 17 kms; Desnivel: +200 metros, - 680 metros.