• Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+
  • 666 81 17 38

Detalles de la actividad

Alpujarra Granadina - Semana Santa 2018

Viaje de Semana Santa a la Alpujarra Granadina. Senderismo y trekking combinado con la visita cultural a pueblos con encanto.

La Alpujarra según Calderón de la Barca

Es por su altura difícil,
fragosa por su aspereza,
por su sitio inexpugnable,
e invencible por sus fuerzas.
Catorce leguas de entorno
tiene, y en catorce leguas
más de cincuenta que añade la distancia de las quiebras,
porque entre puntas y puntas
hay valles que la hermosean,
campos que la fertilizan,
jardines que la deleitan.
Toda ella está poblada
de villajes y de aldeas; tal que, cuando el sol se pone,
a los vislumbres que deja,
parecen riscos nacidos
cóncavos entre las breñas
que rodearon la cumbre
aunque a la falda no llegan.

 

Al sur de España, asomada al Mediterráneo y mirando hacia África, se encuentra una de las zonas más románticas y apacibles del continente europeo, la Alpujarra.

Fue el último reducto de los árabes en la Península Ibérica y gracias a su situación y aislamiento durante siglos, ha llegado hasta nuestros días en gran estado de pureza. Costumbres y forma de vida casi olvidada han perdurado y siguen ahí.

Este pequeño rincón del antiguo Reino de Granada conserva intacta la impronta islámica como si fuera un trozo de Oriente en Occidente. Su arquitectura bereber de casas blancas de forma cúbica, se asienta sobre las inclinadas laderas entre bancales y paisajes que se pierden en el horizonte.

 Los casi ochocientos años que el Islam estuvo en la Alpujarra le dejó una impronta al urbanismo de la zona que la marco para siempre.

Al igual que en los pueblos blancos de las montañas del norte de África construidos en las laderas y al pie de los valles, los antiguos pobladores de Al-Andalus edificaron sus “tahás” en la falda de Sierra Nevada. Estas aldeas y cortijadas dispersas fueron el embrión que propició la creación de núcleos de población mayores. En la actualidad aún se conservan conjuntos de pequeños pueblos herederos de esas antiguas “tahás”. Alpujarra de la Sierra, Nevada, La Tahá, Los Guájares, Lecrín o El Valle son algunos ejemplos.

El urbanismo alpujarreño, heredero del andalusí, conserva la misma estructura de calles sinuosas y estrechas con las casas de forma cúbica apiladas una sobre otra de manera escalonada. A veces se produce un pequeño ensanche o pequeña plaza que alberga los comercios y bares, el ayuntamiento o la iglesia. Las calles estrechas, llenas de recovecos, cambian de nivel y dirección constantemente y a veces pasan por debajo de las propias viviendas a través de una zona cubierta denominada “tinao”. Las vigas de madera que cubren el techo dejan al descubierto entre ellas las “alfagías”. El conjunto, además de las paredes de las casas, suele blanquearse, esto sumado a la profusión de macetas con flores y a la luz especial de la zona, crea conjuntos de gran plasticidad que explica en parte el gran atractivo sentido por los artistas.

Otra característica diferencial de estas construcciones son las chimeneas con forma de tronco de cono rematado por una especie de sombrero.

Los pueblos de la sierra, orientados siempre hacia el sur, están integrados en el entorno de forma natural como si formaran parte del paisaje. La construcción de las casas es también un reflejo de cuanto la rodea, sus materiales son los que se consiguen por los alrededores. La piedra y el barro para las paredes, la loza y la launa para los techos y la madera de castaño para las vigas.

 

En esta actividad se contabilizan los kilómetros para obtener: Camisetas del Club Ponte En Marcha

 

Jueves día 29; Lanjarón, variada excursión donde a través de caminos, bancales, acequias… donde alcanzaremos los restos del castillos de Lanjarón a modo de magnífico mirador, el río Lanjarón y las ermitas del Tajo de la Cruz y de San Sebastián. Distancia: 13km    Desnivel de 450 metros Viernes día 30;  Pueblos del Poqueira, con frondosos bosques de ladera y las tres manchas inmaculadas de sus tres pueblos. Pampaneira en la Base, Bubión en medio y Capileira dominando los anteriores. Pampaneira, cuya toponimia parece hacer referencia a la abundancia de pámpanos o racimos de uvas que existirían en sus terrenos. Núcleo de encanto alpujarreño, decorada por balcones floridos, miradores y sus numerosas fuentes. Bubión, -tierra de bueyes – posee un conjunto histórico-artístico singular, además de su enrevesado y típico callejero, destaca su notable iglesia del siglo XVI y un torreón árabe aledaño. Capileria; raíz etimológica parece tener relación con cabellera o cabecera, se obtienen vistas del fondo del barranco al sur y de su cabecera y las cumbres al norte. El entramado de calle, casas bajas, fuentes, plazuelas… otorgan un encanto especial, siendo los lugares más típicos la plaza del Calvario, el Callejón de la campana y el mirador del Tajo del Diablo. Distancia: 10km    Desnivel de 420 metros Sábado día 31; La Tahá; Una zona que conserva la esencia, belleza y encanto enclavada en las faldas de la montaña de Sierra Nevada y al pie de los valles, donde los antiguos pobladores de Al-Andalus edificaron sus “tahás”. Estas aldeas y cortijadas propiciaron la creación de núcleos de población mayores, formando pequeños pueblos herederos de esas antiguas “tahás”, llenos del urbanismo alpujarreño, como por ejemplo Pitres, Atalbéitar, Pórtugos, Busquístar, Mecina-Fondales, Mecinilla, Ferreirola…  de los cuales disfrutaremos. Conoceremos los “tinao” cubierta entre viviendas, las “alfagías” descubierto dejado por las vigas de madera que cubren el techo . Podremos contemplar entre el entramado de sendas y caminos de herradura, muchos de origen medieval, los conocidos localmente con el nombre de La Escarihuela construidos en zigzag en laderas de montañas escarpadas, a veces tallando la piedra. Distancia: 13km    Desnivel de 530 metros Domingo día 1; Senderismo por Los Cahorros de Monachil; En el argot nevadense Cahorro significa; Surcos empinados y escabrosos en las laderas de las montañas. Vamos a realizar una preciosa y divertida ruta comenzando en el bello pueblo de Monachil, situado al sureste de Granada. Donde nos introduciremos en su estrecho desfiladero, pasando por sus puentes colgantes. Distancia: 9km ; Desnivel de 300 metros * Completaremos las jornadas visitando los pueblos y rincones más característicos de la zona. La programación descrita, está sujeta a modificaciones por cambios meteorológicos, logística, seguridad de grupo, lo cual será informado por el guía.

Incluye

  • Transporte, seguro R.C.
  • Alojamiento indicado en habitaciones dobles

No incluye

  • Comida (por cuenta de cada participante)
  • Cualquier gasto adicional
  • Entradas y visitas
  • Habitación individual, bajo petición y suplemento (45€)
  • 07:30 (Av. de España, Alcobendas)
  • 07:50 (Plaza Castilla, Madrid)
(*) Precio para nuevos socios o si no has viajado con nosotros en los últimos 12 meses.
La reserva de plaza se hará efectiva mediante el abono de un depósito de 50,00 € que se descontará del pago final.
Comparte esta actividad:

Información:

  • Ref. 180329
  • 29 mar. - 1 abr.
  • 07:30 (Alcobendas) 07:50 (Madrid)
  • 300,00
  • 304,00 (nuevos socios)
Alojamiento en hotel de 2* en Órgiva, habitaciones dobles en régimen de MP (cena y desayuno).
¡Reserva ahora!