• Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Google+
  • 666 81 17 38

Detalles de la actividad

Estar en Babia... , Valles y Comarca

Hay mucha gente que ni siquiera sabe que Babia existe, pensando que es una región inventada, perdida en los mapas de la imaginación en los que también se dibuja Jauja o la Conchinchina.

La Comarca de Babia era el lugar favorito escogido por los reyes leoneses de la Edad Media para aliviar sus cuitas, espantar sus preocupaciones o matar el gusanillo de la caza.

Como ya supondrás Babia existe y lo que allí se descubre hace justicia a tanto ensimismamiento: amplias vegas, valles majestuosos, hermosas montañas repletas de agujas y atalayas naturales y pueblos, muchos pequeños pueblos repartidos por entre los pliegues de la Madre Tierra, como al calor de una pequeña hondonada, un arroyo generoso o un paisaje singular.
Quedarse colgado de Babia no es, desde luego, ninguna heroicidad.

Pero Babia en realidad son dos espacios naturales: la Babia Alta y la Babia Baja, la de Yuso y de Suso, como se las denominó hasta el siglo XVIII, ambas alineadas a lo largo de la ribera del río Luna en su discurrir de oeste a este, en paralelo a los primeros cordones montañosos que se levantan ya en plena Cordillera Cantábrica y en dirección hacia la comarca de su mismo nombre.

Uno de los primeros pueblos de la Babia Baja es un anuncio de lo que aquí se esconde: Villafeliz. Siendo San Emiliano uno de los valles más emblemáticos de toda Babia. Sus vegas, regadas con generosidad por el arroyo que baja del puerto de Ventana, reflejan la majestuosidad soberbia del macizo de Peña Ubiña, reina y señora de la cordillera en este sector montañoso. Sus 2.416 m.s.n.m. son punta de flecha visible desde casi todos los rincones de Babia montañoso. Sus escarpes pétreos, duros y blanquecinos, son el sueño esforzado de los cientos de montañeros que cada año pisan su cumbre y que nosotros dejaremos para una próxima ocasión.

Sábado 6: Valle de la Majúa Desde el pueblo homónimo, partiremos disfrutando de un sorprendente bosque en altura, pequeños saltos de agua producidos por el río de La Majúa, atravesando una interesante área rocosa con plegamientos y estratos. Senderismo Nivel: Medio Distancia 14 kms; Desnivel: 520 metros. Podremos contemplar y disfrutar de singulares pueblos, en los que el tiempo se ha detenido y que lograrán hacernos "Estar en Babia.." Domingo 7: Ruta de la Laguna de Las Verdes Sin duda se disfrutará de un maravilloso valle de origen glaciar, contemplando las piedras que forman la parte central del mismo. Para llegar a ello, en el recorrido nuestra vereda contemplaremos roquedos, brañas y pastizales de montaña que nos harán quedarnos contemplando plácidamente nuestro entorno. El nombre de "las Verdes" viene por qué en verano la laguna se cubre de hierba, y de ahí el color y el nombre. Senderismo Nivel: Medio- Distancia 12 kms; Desnivel: 470 metros.